Buscar

Estrategia Nacional de Educación Financiera: Compromiso de Todos

Por: Kathy Camarano de Guardia

 

En la última década, ha habido un aumento significativo en la adopción de estrategias nacionales de educación financiera (ENEF) en todo el mundo, con un total de 80 estrategias según la OCDE. Numerosos países se han comprometido con la inclusión y educación financieras como parte de sus esfuerzos para combatir la pobreza y promover la estabilidad y el desarrollo de sus sistemas financieros. En Latinoamérica, 14 países han implementado con éxito sus ENEF, destacando los casos de Brasil y Perú por su progreso notable en este ámbito.

En Panamá, diversas instituciones públicas y privadas, con el apoyo de la Sparkassenstiftung Alemana Caribe y Latinoamérica, así como del Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe- CAF, han trabajado en conjunto para desarrollar la Estrategia Nacional de Educación Financiera (ENEF). El objetivo es capacitar a la población para gestionar sus recursos de manera responsable, mejorando así su calidad de vida y promoviendo el desarrollo social y económico. Esta estrategia está dirigida a grupos prioritarios como estudiantes, emprendedores, empresarios de micro y pequeñas empresas, trabajadores y poblaciones vulnerables, con un enfoque integral en mejorar las capacidades financieras de toda la población panameña para alcanzar una mayor salud financiera.

El desarrollo de la educación financiera en Panamá ha sido posible gracias al tiempo, esfuerzo y dedicación de ciudadanos comprometidos con el progreso del país, quienes reconocen que la educación es fundamental para romper el ciclo de la pobreza. Según la OCDE, los hogares con menos conocimientos financieros tienden a tener mayores niveles de endeudamiento, subrayando la importancia de prepararse para situaciones imprevistas, como la pandemia de COVID-19.

El Global Findex 2021 del Banco Mundial revela que el porcentaje de personas con cuentas en instituciones financieras en Panamá está por debajo del promedio de América Latina y de países de ingreso medio alto, lo que subraya la necesidad de fortalecer la educación financiera para mejorar la gestión de los recursos personales y familiares.

El lanzamiento del portal de Educación Financiera www.tubalboaconsentido.gob.pa por parte de la Superintendencia de Bancos (SBP) en noviembre de 2020 ha sido un paso importante en este sentido. Este portal ofrece un curso virtual gratuito con contenido práctico y accesible sobre ahorro, presupuesto y crédito, así como una variedad de recursos adicionales como una miniserie educativa, información sobre derechos del consumidor financiero y una zona infantil y recientemente una sección de blog y de podcast, entre otros.  

Igualmente se ha lanzado tubalboaconsentido en redes sociales como IG y Facebook, que recientemente llegó a más de 5,000 seguidores. En el caso de la población vulnerable se han capacitado a facilitadores que pueden brindar cursos in situ a población que no tienen acceso a internet.  Así mismo se han capacitado a facilitadores en un simulador empresarial para los empresarios de pequeña y mediana empresa.

Además, Meduca y la SBP lanzaron un Plan Piloto de Educación Financiera para Primaria en agosto de 2023 en 10 planteles de primer nivel de enseñanza, en apoyo al cumplimiento de la Ley 374. La SBP cuenta con aliados estratégicos como bancos, gremios y universidades, que han contribuido a beneficiar a 3,922.880 de panameños con el curso virtual, talleres, webinars etc., sobre educación financiera.

El desarrollo de capacidades financieras y un desempeño favorable como consumidores financieros generan inclusión, bienestar financiero y desarrollo personal, lo que contribuye a mantener la estabilidad económica del país y a cumplir metas financieras individuales a corto, mediano y largo plazo. Exhortamos a todas las empresas en Panamá a considerar la incorporación de la educación financiera en sus programas de responsabilidad social empresarial, lo que contribuirá a un mayor desarrollo financiero y económico del país, y a reducir la desigualdad en la población.

El desarrollo de capacidades financieras y un desempeño favorable como consumidores financieros generan inclusión, bienestar financiero y desarrollo personal. Mejorar los conocimientos sobre finanzas personales contribuye a mantener la estabilidad económica del país, afrontar compromisos y necesidades individuales, y cumplir metas financieras a corto, mediano y largo plazo, como iniciar un negocio, sufragar la educación superior, adquirir vivienda, enfrentar emergencias de salud y prepararse para la jubilación. Además, beneficia a las empresas al contar con trabajadores con mejor calidad de vida, evitando el sobreendeudamiento y siendo más productivos en el entorno laboral.

Exhortamos a todas las empresas en Panamá a considerar, como parte de sus programas de responsabilidad social empresarial, esta iniciativa que contribuirá a un mayor desarrollo financiero y económico del país, y a reducir la desigualdad en la población.